Lipedema

Lipedema

El lipedema es aquella condición por la que se produce una disposición anómala del tejido graso, generalmente afectando de cintura para abajo. Es frecuente un error de diagnóstico con el Limfedema aún cuando no exista una disfunción del sistema limfático.

lipedema tratamientos

Síntomas y tratamiento del lipedema

El diagnóstico fundamentalmente es clínico (diferenciar del sobrepeso) y por historia clínica. Afectando más a mujeres que a hombres, la primera definición de lipedema data de 1940 como un engrosamiento simétrico y bilateral afectando a  extremidades inferiores, con inicio insidioso e imperceptible y progresivo con el tiempo. Situación potenciada por el edema asociado a la bipedestación “estar de pie” y que al contrario de la normalidad no mejora tras el reposo en cama. El lipedema se presenta durante la adolescencia y es mucho más presente a partir de la tercera década de la vida, asociando cierto grado de agregación familiar.

Es importante diferenciar con el sobrepeso. A diferencia de éste, en casos de lipedema nos encontramos con una disociación del comportamiento de la grasa a la realización de dietas o ejercicio.

Clínicamente es diferenciable por signos como engrosamiento simétrico y bilateral de cadera hacia abajo, frecuentemente sin afectar a los pies. Acumulación marcada por encima y delante de la rodilla, acumulación de grasa en tobillo, así como en la parte interna de la rodilla, dando el definido como “piernas con aspecto de pantalones”. Todo ello sin alteraciones en la piel y en aproximadamente la mitad de los casos acompañado de dolor a la presión de la zona o espontáneo y contínuo.

Como aspectos básicos de tratamiento destacan las medidas de compresión, la cirugía de eliminación del tejido graso distrófico por liposucción y el control de peso, pues aumentos de peso descontrolados afectan más a aquellas zonas que son depósitos ya patológicos.

lipedema cirugia

Soluciones para un lipedema

Las medias de compresión utilizadas en casos de limfedema en pacientes con lipedema ofrecen resultados muy variables entre paciente y paciente ya que pueden no reducir el volumen si este no viene por edema ,sino por depósitos graso anómalo. En algunas pacientes con dolor son mal toleradas. Aún así, las prendas hechas a medida pueden ser útiles como mantenimiento.

Las técnicas de eliminación de grasa como la liposucción tumescente, WAL o PAL se han erigido como las más eficaces a medio largo plazo, efectuándolas con un ataque longitudinal, paralelo al trayecto del sistema linfático venoso y siendo respetuosoas con la arquitectura del tejido conectivo.