Lipedema

El lipedema es aquella condición por la que se produce una disposición anómala del tejido graso, generalmente afectando de cintura para abajo. Generalmente el lipedema es algo que suele afectar más a mujeres que a hombres. No obstante, a día de hoy las técnicas de cirugía han avanzado mucho y puede tratarse de forma rápida y poco intrusiva.

Antes y después de la cirugía de lipedema

Detalles de la Operación

Duración de una operación de lipedema

Depende de las zonas a tratar

Anestesia de una operación de lipedema

Anestesia local y sedación o Anestesia general

Hospitalización

Desde media estancia a 1 noche

Recuperación de una operación de lipedema

De 7 a 20 días

Resultados de una operación de lipedema

3 semanas / 1 mes os

Beneficios de la operación de lipedema

Los beneficios de la liposucción para lipedema son muy variados, ya que de forma positiva alivia los síntomas físicos y mejora la apariencia de brazos y/o piernas, además de ser una técnica delicada con los tejidos y que permite una recuperación más rápida y con menores molestias postoperatorias.

Entre sus principales ventajas se pueden destacar la mejora del sistema linfático y sobretodo que se detiene la progresión de la enfermedad, también se logra:

• Aumento de la movilidad
• Reducción del volumen de grasa
• Aceleración del metabolismo
• Disminución del dolor y sensación de pesadez
• Mejora de la capacidad aeróbica
• Aumento de resistencia física
• Fortalecimiento del sistema inmune
• Reducción de la inflamación
• Mayor riego sanguíneo y el retorno venoso

Tecnología Microair-Pal en el tratamiento de Lipedema.

Hemos incorporado definitivamente la tecnología Microaire- PAL en el tratamiento quirúrgico del Lipedema. Respecto a la lipopaspiración convencional ofrece un menor tiempo quirúrgico, mayor extracción selectiva de la grasa lipedémica y resultado más homogéneo de la piel en el tratamiento del plano superficial graso que limita las irregularidades posteriores en la piel. Mediante la técnica Microaire a diferencia de otras técnicas, realizamos una única infiltración al inicio de la cirugía, con ello logramos un mayor control del volumen extraído únicamente de grasa, no viéndose alterado por volumen de infiltración realizada durante el procedimiento . La rapidez del sistema de microvibración del sistema Microaire permite intervenir amplias áreas de tejido sin requerir infiltraciones accesorias o complementarias.

Tipos de lipedema

La clasificación por tipos de lipedema depende de las zonas del cuerpo afectadas, por ende los definimos de la siguiente manera:

Tipo 1: Es aquel donde la grasa se acumula en la región glútea y caderas, dando un aspecto como de cartuchera.
Tipo 2: Corresponde a la grasa extendida hasta las rodillas, incluyendo la parte posterior e interior de la pierna, por lo que es conocido como lipedema en piernas o lipedema de miembros inferiores.
Tipo 3: Lipedema en tobillos. Es cuando el lipedema abarca desde las caderas hasta los tobillos.
Tipo 4: En este caso es un lipedema en brazos, estos se ven afectados en su totalidad, sin incluir las muñecas.

Preguntas frecuentes sobre lipedema

El lipedema es una condición por la que se produce una disposición anómala del tejido graso, especialmente en miembros inferiores y glúteos.

Por signos como engrosamiento simétrico de glúteos y piernas, con presencia de edema, hematomas, sensibilidad a la palpación, pesadez y celulitis.

El tratamiento conservador para el lipedema se basa en drenajes linfáticos, uso de medias de compresión, dieta y ejercicio. Por otra parte, también está la cirugía para lipedema

La liposucción asistida por agua o presión, ambas consisten en aspirar el tejido graso a la vez que se inyectan cantidades de solución fisiológica para infiltrar y separar las células de grasa.

La liposucción tumescente, WAL o PAL son las más utilizadas y recomendadas.

A continuación, puedes observar el testimonio de una operación de lipedema.

Linfedema

El linfedema es una hinchazón que aparece en los brazos o las piernas.

Ess provocado frecuentemente por la extirpación o el daño de los ganglios linfáticos como parte del tratamiento oncológico. Se debe a la obstrucción del sistema linfático. La obstrucción impide que la linfa drene bien; en consecuencia, el líquido acumulado causa hinchazón.

¿Cuál es el tratamiento para el linfedema?

En una primera instancia el mejor tratamiento para el linfedema es la prevención. Una vez que el linfedema está establecido, el mejor tratamiento para el linfedema es el precoz para evitar complicaciones y el agravamiento de la enfermedad. En ese sentido, la primera opción de tratamiento es el fisioterapéutico, basado en sesiones de drenaje linfático, masoterapia y ejercicio físico, en el que también se incluyen cambios en la dieta y el uso de medias de compresión.

Como segunda opción, se encuentra la cirugía para el linfedema. Esta consiste en tres técnicas, la primera es un bypass linfaticovenular en la que se conectan los vasos linfáticos con las venas, de manera que se reconduzca el líquido acumulado hacia el sistema circulatorio. La segunda técnica consiste en un trasplante de ganglios linfáticos a la zona de donde fueron extirpados, lo que restituye la circulación de la linfa. Por último, se encuentra la cirugía reductora por liposucción, que consiste en romper las células de grasa subcutánea acumulada por la falta de circulación de la linfa, que a su vez, se encuentra atrapada en el torrente linfático y de esta forma reducir la hinchazón.

Antes y después de una operación de Linfedema

Para las pacientes, uno de los cambios más significativos después de someterse a una cirugía para linfedema es la disminución de la hinchazón, con la consecuente sensación de pesadez, lo que les permite una mejor movilidad. Otro aspecto que las pacientes también refieren respecto al antes y después de una operación de linfedema, es una mejoría en su calidad de vida puesto que se sienten más confiadas y con menos limitaciones.

CONTÁCTANOS