Cirugía del contorno corporal

Cirugía del contorno corporal

Abdominoplastia

La abdominoplastia está indicada para personas que estén en buena forma física, pero tengan la piel abdominal flácida y/o una importante cantidad de grasa, que no responde ni a dietas ni a ejercicio alguno. Usted puede ser un buen candidato para la abdominoplastia si posee alguna de las siguientes condiciones:

  • Exceso o flacidez de la piel abdominal
  • Abdomen que sobresale a proporción de todo el cuerpo
  • Músculos abdominales debilitados por causa de embarazo o vejez
  • Exceso de grasa concentrado entre la piel abdominal

Si usted planea quedarse embarazada o perder mucho peso debería comentárselo a su cirujano. Cicatrices de previas intervenciones quirúrgicas pueden limitar los resultados de la abdominoplastia. Aunque, en algunos casos, una cicatriz ya existente puede ser utilizada para la nueva incisión, como es el caso típico de las mujeres con cicatrices de cesáreas.

¿Qué puedo esperar de la consulta?

Una primera visita es el paso principal para el paciente que considera una abdominoplastia. Durante la consulta, su cirujano valorará su salud física y emocional y discutirá sus metas cosméticas para dicha cirugía.

Debe llegar a la consulta preparado para valorar todo lo que le proporcionará esta intervención.

  • Procedimientos de cirugías anteriores
  • Condiciones médicas anteriores y actuales
  • Medicaciones que está tomando, incluido remedios herbales o suplementos nutricionales
  • Cuando su abdomen sea examinado su cirujano evaluará
  • La calidad de su piel abdominal
  • La localización de alguna cicatriz existente
  • La cantidad y la localización de exceso de grasa
  • El estado del músculo

Su cirujano le podrá sugerir otros tratamientos que él crea que son más convenientes para usted. Por ejemplo, a algunos pacientes será más conveniente hacerles sólo una liposucción o un tipo de abdominoplastia más limitada.

¿Cómo se realiza una abdominoplastia?

Se hace una incisión justamente arriba de la zona púbica. La longitud de la incisión, que se extiende hacia los huesos de la cadera, depende mucho de la cantidad de piel extirpada. En otras palabras, cuanto más flácida sea la piel extirpada, más larga será la incisión. A través de esta incisión, su cirujano podrá apretar los músculos del abdomen estirándolos y cosiéndolos.

Se recorta el exceso de piel de la parte baja del abdomen. La piel que contiene estrías también puede ser extirpada pero es posible que no se pueda extirpar del todo. En pacientes con mucha cantidad de piel flácida, una segunda incisión puede hacerse a través del ombligo. El exceso de la piel que queda encima del ombligo se separa de los tejidos profundos, por lo tanto puede ser tirada hacia abajo. Aunque la posición del ombligo permanece igual, está levemente modificado.

¿Hay otras opciones?

La abdominoplastia no es la mejor elección para todo el mundo. Su cirujano le aconsejará a cerca de si alguna otra opción le funcionará mejor con su anatomía y encontrará sus metas quirúrgicas.

La miniabdominoplastia puede beneficiarle si usted está insatisfecho con la apariencia de su área abdominal que queda por debajo del ombligo. Esto sólo requiere una pequeña incisión horizontal y no una incisión en el ombligo. Es importante tener en cuenta que la miniabdominoplastia no corrige la piel flácida de encima del ombligo.

¿Qué hay que saber acerca de la abdominoplastia?

Cada año miles de personas se someten a esta intervención sin experimentar grandes complicaciones. A pesar de todo es esencial estar informado tanto de los riesgos como de los beneficios que conlleva esta intervención. Una de las partes más importantes de la consulta es el diálogo que Vd. establezca con su cirujano a cerca de las posibles complicaciones de la abdominoplastia. Deberá escuchar muy atentamente asegurándose de que lo ha entendido todo.

Su cirujano le explicará todos los pasos que se deben hacer antes y después de la intervención.