El lifting cervical, también conocido como cervicoplastia o lifting de cuello es una cirugía estética que se realiza con el objetivo de remodelar el ángulo cérvico-mandibular, contornear el cuello y eliminar el exceso de grasa y piel. Es un procedimiento que a pesar de resultar poco conocido para muchos, en realidad es bastante importante en los tratamientos estéticos para el rejuvenecimiento facial, por lo que muchas personas optan por este tipo de cirugía para devolver la firmeza y dar una apariencia más delgada al cuello.

Un lifting de cuello es un procedimiento que puede realizarse en conjunto con una liposucción y/o lifting facial, por lo que puede tardar de una hora a varias horas dependiendo de la complejidad del procedimiento y los objetivos a alcanzar con la cirugía.  Asimismo, se suele realizar bajo anestesia local o general según el caso.

¿Por qué se realiza un lifting cervical?

Entre muchas de las razones por las cuales se realiza un lifting de cuello o lifting cervical destacan el querer mejorar la apariencia del cuello según los estándares de belleza, es decir, alcanzar un cuello largo y estilizado, una barbilla pronunciada, una mandíbula perfilada y un cuello libre de papada, por lo que  la cervicoplastia ayuda a definir el ángulo formado entre la mandíbula y el cuello, mediante un procedimiento que permite corregir el contorno de los huesos maxilar, mandíbula y cigomáticos, reducir los pliegues de piel, eliminar la grasa localizada debajo del mentón y mejorar la firmeza de la piel del cuello.

Por otro lado, entre las causas que motivan a los pacientes a someterse a este tipo de cirugía, se encuentran desde condiciones naturales de salud como el envejecimiento hasta enfermedades o alteraciones como:

  • Hipomentonismo: es cuando el hueso del mentón se encuentra poco desarrollado.
  • Alteraciones musculares: incluyen debilidad y flacidez de los músculos del cuello, específicamente el platisma.
  • Hipertrofia y caída del tejido fibroso del mentón, mentón senil o doble mentón: lo que produce una deformidad en la forma del mentón y altera la estética del cuello.
  • Flacidez cutánea y exceso de piel: producto del envejecimiento y la pérdida de colágeno y elastina, característico de los pliegues de piel que se marcan en la mandíbula y cuello.

 

lifting cuello

En qué consiste un lifting de cuello

Un lifting de cuello consiste en la intervención quirúrgica de un cirujano plástico para corregir y mejorar la apariencia del cuello, por consiguiente, dependiendo del tipo de cambio o modificación a realizar y si la misma se combinará o no con otro procedimiento, puede variar la técnica de la cirugía.

En ese sentido,  el procedimiento consiste en realizar unas incisiones debajo de la barbilla y por detrás de las orejas (hay casos donde sólo se realiza el corte en una sola zona), luego se procede a estirar la piel y eliminar el excedente. Finalmente, se sutura el músculo y la piel nuevamente  para remodelar la forma del cuello. En caso de realizar conjuntamente una liposucción, se iniciará con la extracción de la grasa mediante pequeñas incisiones para introducir las cánulas de succión, luego de destruidos los depósitos de grasa se procede con el lifting cervical. Al final de la cirugía el médico colocará unos vendajes o apósitos para controlar la inflamación y reducir el malestar post-operatorio, éstos deberán llevarse durante 24 horas para luego sustituirlos por una banda elástica.

Dentro de las principales molestias postoperatorias de la cervicoplastia están los hematomas y la inflamación, para ello es importante que el paciente descanse con la cabeza y cuello elevados, asistir a los drenajes linfáticos y seguir con las indicaciones del doctor en cuanto a los vendajes.

Es importante mencionar que así como se hace un lifting cervical con liposucción, se puede realizar también con un lifting facial o una platismoplastia. De manera que se realice un tratamiento rejuvenecedor y estético más completo, si el caso así lo amerita.

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Dr. Joaquim Muñoz

Licenciado en Medicina por la Universidad de Barcelona entre los años 1998 y 2004. El Dr. Joaquim Muñoz es especialista en cirugía plástica, reconstructiva y estética. Desde el 2010 es especialista en cirugía plástica en el servicio de cirugía plástica del Hospital de Bellvitge y en la Unidad Funcional de mama del Hospital Duran i Reynals Inatitut Català d ́Oncologia. Desde el año 2011 es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE). Es pionero a nivel mundial en la aplicación de técnicas mínimamente invasivas en la cirugía oncológica y reconstructiva del cáncer de mama. El Dr. Joaquim Muñoz desarrolla la técnica de reconstrucción de mama integral, en la misma intervención en la que se interviene el cáncer.
Cirujano Plástico Oncológico