La infección por hongos en las uñas de los pies es una de las afecciones más frecuentes que sufren los adolescentes y adultos, en su mayoría, hombres. Es una enfermedad característica cuando se permanece mucho tiempo en la piscina o duchas públicas, ya que se obtiene el hongo en ambientes húmedos y calurosos.

Este tipo de infección por hongos es conocido como onicomiosis y se debe principalmente a una mala higiene de los pies y/o problemas de sudoración, dejando los pies mal secados, sudorosos y con las uñas agrietadas o mal cortadas, lo que facilita el contagio y la proliferación del hongo entre las uñas.

Causas y consecuencias de hongos en las uñas de los pies

Existen muchas formas de contagiarse por hongos, especialmente si se acostumbra a andar descalzo por lugares públicos y húmedos como gimnasios, piscinas y duchas públicas, por ello es importante mantener una buena higiene de los pies, es decir, conservar los pies secos para evitar la sudoración en exceso y cuidar que las uñas no estén agrietadas, rotas o con alguna abertura que permita al hongo introducirse y proliferar.

Entre los principales factores de riesgo destacan:

  • Edad avanzada
  • Infección previa que pueda extenderse hacia las uñas
  • Hiperhidrosis
  • Sistema inmunitario débil
  • Andar descalzo
  • Ambientes húmedos y calurosos (temporada veraniega)
  • Tener alguna lesión en las uñas o en la piel cercana a la uña
  • Problemas de circulación como diabetes
  • Mal secado de los pies
  • Utilizar artículos personales de otra persona

Por otra parte, la presencia de hongo en las uñas de los pies trae consigo numerosos cambios en la apariencia de la uñas, lo que deriva en problemas de salud:

  • Uñas engrosadas
  • Deformidad y fragilidad de la uña
  • Variaciones en la coloración, de amarillo a marrón
  • Olor desagradable
  • Picazón y dolor en casos avanzados
  • Descamación

como curar los hongos de las uñas de los pies

Cómo eliminar los hongos en las uñas de los pies

El cómo curar los hongos de las uñas de los pies, es bastante sencillo si se mantienen buenos hábitos de higiene personal, ya que una mala higiene de los pies es la principal causa de que puedan aparecer los hongos en las uñas. A manera de prevención, lo mejor es mantener los pies secos y un ambiente aireado, asimismo, es importante que las uñas estén bien cortadas y limpias.

Por otra parte, el tratamiento para hongos en las uñas de los pies es muy variado dependiendo de las características y preferencias de cada persona y lo que mejor considere el especialista para ciertos casos, en ese sentido, podemos encontrar desde presentaciones orales, ungüentos o cremas, esmaltes y remedios caseros, todos muy beneficios para eliminar la infección por hongos.

  • Medicamentos por vía oral: son muy populares ya que favorecen el crecimiento de la uña sana y eliminan con mayor rapidez la infección, suelen tomarse entre 6 a 12 semanas y se deben tomar solo bajo prescripción médica ya que pueden producir efectos secundarios en pacientes con ciertas condiciones hepáticas o cardiovasculares.
  • Medicamentos tópicos: son la segunda opción en los tratamientos para combatir la infección por hongos en la uñas de los pies ya que resultan muy fáciles de aplicar y al mismo tiempo, no presentan efectos secundarios para la salud. Se pueden conseguir en dos presentaciones:
    • Cremas o ungüentos: para aquellos casos donde la infección no es tan extensa o grave, ya que suelen combatir la proliferación de los hongos y evitar su expansión. Para su aplicación es recomendable tener las uñas recortadas y finas para que el medicamento penetre en el interior de la uña y atacar el hongo.
    • Esmaltes: para aquellos que prefieren un tratamiento de una sola aplicación en tantos días, ya que el esmalte se aplica sobre la uña y la piel y se deja durante al menos 7 días, para luego retirar la capa de esmalte endurecido y la consiguiente uña infectada, el proceso debe repetirse las veces que sea necesario. Es un tratamiento largo pero efectivo, no tiene efectos adversos y resulta cómodo.
  • Cirugía: se indica cuando la infección no responde a los medicamentos y la uña se ve muy afectada, en estos casos, el médico extrae la uña de forma temporal o permanente y permite atacar el hongo que se encuentra debajo con facilidad.
  • Remedios caseros: pueden aplicarse con los pies en remojo o directamente sobre la uña.
    • Mezcla de aceites como lavanda, oliva y jazmín
    • Vinagre
    • Ajo machacado
    • Té negro
    • Limón

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)