El rostro, específicamente la mirada, es el reflejo de una buena salud y vitalidad. Por tal razón, es uno de los primeros aspectos físicos que llama la atención, especialmente cuando en lugar de lucir brillante y llena de vida, refleja cansancio y descuido, tal es el caso de las ojeras y bolsas debajo de los ojos. No obstante, a día de hoy hay varias formas de quitar las ojeras y las bolsas, como podría ser someterse a una blefaroplastia o cirugía de párpados.

Resulta un problema de salud bastante común que se asocia con un escaso e inadecuado descanso, estrés, mala alimentación y factores genéticos; se producen por la dilatación de los vasos sanguíneos, la protrusión de los paquetes de grasa y la flacidez de la piel. En la mayoría de los casos, suelen aparecer a partir de los 45 años; sin embargo, dependiendo del estilo de vida, la genética y los cuidados previos pueden presentarse desde la juventud.

¿Cómo se pueden prevenir las ojeras y las bolsas?

Con la adquisición de hábitos más saludables y mejores cuidados de la piel y zona en general. Algunos de los hábitos que pueden ayudarte a prevenir las ojeras y las bolsas son:

  • Dormir suficiente: al dormir el cuerpo descansa y por consiguiente recupera energía, por el contrario, si se duerme poco o nada, el cuerpo acumula líquidos (entre ellos la sangre) y se acumula en varias zonas, entre ellas, debajo de los ojos.
  • No fumar: el cigarro contiene sustancias que liberan toxinas en el cuerpo y que favorecen la dilatación de los capilares, además de acelerar el proceso de envejecimiento de la piel y provocar las bolsas.
  • Tomar agua: Mantenerse hidratada ayuda a desintoxicar el cuerpo y a conservar la elasticidad de la piel.
  • Usar protector solar: cuidar la piel de los rayos ultravioleta previene la aparición de manchas y la resequedad, asimismo las ojeras y el exceso de grasa debajo de los ojos.
  • Comer más frutas, verduras y alimentos no procesados: los alimentos de origen vegetal y animal contienen sustancias que ayudan a nutrir el cuerpo y otorgan energía; en cambio, alimentos con altas cantidades de azúcar, grasas saturadas y sal afectan a los sistemas circulatorio, linfático, digestivo y aceleran el envejecimiento.

¿Cómo es el tratamiento para quitar las ojeras y las bolsas?

Varía en función de la gravedad, es así, como por ejemplo: en personas con indicios de ojeras, la aplicación de exfoliaciones y cremas faciales reduce su aparición;  por otro lado, en personas con un notable oscurecimiento de la piel y abultamiento debajo de los ojos, se puede optar por tratamientos con láser y rellenos faciales; por último, en casos moderados y severos, que van desde oscurecimientos, hundimiento, párpados caídos y bolsas muy grandes, la cirugía o blefaroplastia es una buena opción de tratamiento.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

La blefaroplastia o operación de párpados es un procedimiento quirúrgico que ayuda a quitar las ojeras y las bolsas. Se lleva a cabo mediante un pequeño corte en el párpado inferior para luego extraer la grasa localizada debajo de los ojos y la piel en exceso; posterior a eso, se tensan y reposicionan la piel y músculos de la zona para suturar con diminutos puntos que serán reabsorbidos paulatinamente.

La blefaroplastia se realiza frecuentemente de forma ambulatoria con una duración aproximada de una hora y es realizada por un cirujano estético y reconstructivo.

¿Cómo es la recuperación después de la cirugía de párpados?

Es relativamente sencilla y corta, a partir de la primera semana se podrá retomar la rutina diaria normal. Entre los efectos posteriores a la cirugía se encuentran: resequedad en los ojos; para ello el médico recetará algunas gotas, hematomas; los mismos se irán disminuyendo con el paso de los días y visión borrosa, producto de la inflamación. Pese a todo eso, los resultados son duraderos.

Cuidados postoperatorios:

  • Evitar el uso de maquillaje
  • Evitar la exposición al sol
  • No estrujarse los ojos
  • Usar gafas
  • Aplicar pomadas y apósitos con suero fisiológico frio

 

Ahora ya sabes cómo quitar las ojeras y las bolsas, además cómo prevenirlas y cuál es el tiempo de recuperación tras el tratamiento. Si quieres más información, puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)