Ácido hialurónico o Botox: ¿Cuál es la mejor opción?

En el mundo de la medicina y medicina estética, el hablar de botox y ácido hialurónico puede confundir a los pacientes, los cuales, en muchas ocasiones, asumen que ambos tratamientos son los mismos y en realidad, son completamente diferentes. Sin embargo, también es cierto que mantienen algunas similitudes como el método de aplicación, duración del tratamiento y el efecto en común de rejuvenecimiento.

Pese a eso, es importante saber que cada tratamiento tiene un fin distinto; y que según el objetivo a alcanzar se aplica botox o ácido hialurónico. Por ende, hemos querido aclarar las dudas en lo concerniente a éstos tratamientos tan demandados en la medicina estética y despejar los posibles temores que pueden generarse por desconocimiento.

Para iniciar, es necesario saber qué son éstos productos y en qué consiste su funcionamiento, partiendo de allí, será más fácil entender y diferenciar entre la aplicación del ácido hialurónico y botox. En primer lugar, aunque ambos son compuestos que se pueden inyectar, cada uno se obtiene de diferente manera, ya que la toxina botulínica, mejor conocida como Botox, es una neurotoxina que produce una bacteria y que al aplicarse en pequeñas cantidades puede paralizar la acción muscular al bloquear el impulso nervioso, mientras que el ácido hialurónico, es una molécula que se encuentra en el cuerpo humano y que funciona para hidratar, nutrir y brindar elasticidad a la piel, produciendo un efecto de relleno.

Ácido hialurónico o Botox: Una solución a las arrugas en la frente

En cuanto a la pregunta, ¿Quién es mejor para eliminar las arrugas? La respuesta sería que ambos funcionan muy bien, siempre y cuando, se utilicen en el caso apropiado. Por ende, en el caso de querer eliminar o reducir las líneas de expresión o arrugas dinámicas, aquellas ubicadas en la frente y el entrecejo, así como las famosas patas de gallo, el botox es la mejor opción, ya que dichas arrugas se producen por la contracción de los músculos faciales y por tanto, la toxina al relajar la musculatura evita la aparición de la arruga. Por otro lado, si la finalidad del tratamiento es eliminar o atenuar los surcos producidos por la pérdida de elasticidad de la piel, ya sea a nivel nasogeniano, labial, en pómulos o en la comisura de los ojos, entonces el ácido hialurónico es el mejor tratamiento porque actúa como retenedor de líquido, devolviendo el volumen a la piel. A diferencia de las arrugas dinámicas, éstas se producen aún en relajación por lo que el botox, en este caso, no es la solución.

Por tanto, para decidir entre el ácido hialurónico o botox y cuál es la mejor opción para eliminar las arrugas, es importante acudir con un especialista para que evaluando el tipo de arruga, condición de salud y objetivo final del tratamiento, determine la mejor solución.

 

botox o ácido hialurónico para arrugas

Diferencias y semejanzas entre el Botox y el Ácido hialurónico

Diferencias:

Ácido Hialurónico Bótox
  • Se puede aplicar en el tercio inferior del rostro y patas de gallo.
  • Es una sustancia que se encuentra y produce en el cuerpo humano de manera natural.
  • Su principal función es retener líquido para conservar la hidratación de la piel y evitar la pérdida de elasticidad.
  • Se utiliza para atenuar surcos o arrugas estáticas, marcas de acné y heridas.
  • Se aplica directamente sobre la arruga o surco.
  • El efecto del tratamiento dura de 6 a 12 meses.
  • El resultado es inmediato.

 

  • Se puede aplicar en el tercio superior del rostro o en los músculos maseteros.
  • Es una neurotoxina proveniente de una bacteria.
  • Su principal función en relajar la musculatura al paralizar la contracción muscular.
  • Se utiliza para disminuir las arrugas de expresión o dinámicas.
  • Se aplica directamente en el músculo.
  • No puede inyectarse a mujeres embarazadas.
  • El efecto del tratamiento dura de 4 a 6 meses.
  • Los resultados son a partir del 3er día.

 

Semejanzas:

  • Son tratamientos inyectables
  • Tienen resultados temporales
  • Se pueden aplicar en hombre y mujeres
  • Ambos tienen un efecto rejuvenecedor
  • El procedimiento dura de 15 a 20 minutos
  • Son tratamientos que pueden aplicarse más de una vez

Te recomendamos que antes de cualquier tratamiento acudas a un especialista para que pueda evaluarte y aconsejarte lo mejor, según tus necesidades y los resultados que esperas obtener.