Abdominoplastia

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico que se encarga de la extirpación del exceso de piel y grasa del abdomen, a la vez que reposiciona y refuerza los músculos de la pared abdominal.

Es un tratamiento que se realiza para reducir de forma notable la apariencia flácida y abombada del vientre, lo que permite lograr un vientre plano y una cintura más delgada.

Abdominoplastia antes y después

Detalles de la Operación

Duración de una abdominoplastia

De 3.30 a 4 horas

Anestesia de una abdominoplastia

Anestesia general

Hospitalización

2 noche

Recuperación de una abdominoplastia

De 15 a 20 días

Resultados de una abdominoplastia

3 semanas

Diferencia entre abdominoplastia y lipoescultura

A pesar de que ambos procedimientos mejoran la apariencia del abdomen, es importante resaltar que la abdominoplastia es únicamente para esta zona del cuerpo mientras que la lipoescultura puede realizarse en diferentes partes (papada, piernas, tobillos, glúteos y caderas). En cuanto a la técnica, la abdominoplastia es una cirugía que elimina el exceso de grasa y piel, tensando el músculo y dando un aspecto más plano y firme al abdomen, por su parte, la lipoescultura solo elimina los depósitos de grasa localizada, siendo los efectos de la abdominoplastia más duraderos.

Generalmente estas técnicas se realizan de forma combinada, es decir conjuntamente a la abdominoplastia se asocia liposucción asistida por técnica Microaire de flancos y abdomen, con ello conseguimos un abdomen moldeado y una mayor definición de la cintura.

Beneficios de una abdominoplastia

Son muchos los beneficios de la abdominoplastia. Aquí te dejamos los más destacados:

• Elimina el exceso de grasa y piel, definiendo los músculos abdominales.
• Ayuda a fortalecer la pared abdominal.
• Los resultados son permanentes.
• Corrige la diastasis o separación de los músculos abdominales.
• La cicatriz queda cubierta en la zona púbica.
• Deja el abdomen más plano, tenso y definido.
• Funciona para corregir una hernia ventral.
• Reduce la incontinencia urinaria por esfuerzo.
• Disminuye el dolor de espalda.
• Mejora la postura.

¿Por qué el Doctor Joaquim Muñoz es el mejor cirujano para abdominoplastia en Barcelona?

El Doctor Joaquim Muñoz es especialista en cirugía plástica, reconstructiva y estética. Acompañado por su gran equipo de profesionales, realiza la cirugía de abdominoplastia con grandes resultados.

El Doctor Muñoz es un reconocido cirujano que, además de destacar en la cirugía de carácter estético, también es pionero a nivel mundial en la aplicación de técnicas mínimamente invasivas en cirugía oncológica y reconstructiva del cáncer de mama.

Te aseguramos que tu experiencia con nosotros será inmejorable. Somos miembros de la SECPRE, la Comunidad Científica de Cirujanos Plásticos más prestigiosa de nuestro país.

Nos comprometemos contigo para informarte sobre cualquier duda, ayudarte y acompañarte a lo largo de este proceso que cambiará tu vida.

Preguntas frecuentes sobre sobre la abdominoplastia

La abdominoplastia es una cirugía en la que se corrigen los defectos del abdomen, de esta forma se mejora su aspecto cuando en la zona del vientre se acumula piel flácida y tejido graso.

Puede llevar de unas semanas a unos poco meses el volver a la normalidad, para ello es necesario el uso de una faja, tomar los medicamentos y no realizar esfuerzos.

Una mini abdominoplastia es una técnica quirúrgica para extraer el tejido excedente que se encuentra solo por debajo del ombligo.

La inflamación de una abdominoplastia se reduce después de la 2da o 3ra semana del postoperatorio.

Se indica la asistencia a sesiones de fisioterapia y el uso de fajas compresivas, no exponerse al sol y mantener la cicatriz limpia y seca, evitar los movimientos bruscos y asistir a los controles con el cirujano.

Los riesgos de una abdominoplastia son: Infección, trombos venosos y mala cicatrización; sin embargo, se reduce el riesgo de complicaciones siguiendo las indicaciones del cirujano.

La liposucción elimina la grasa abdominal mientras que en la abdominoplastia, no sólo se elimina la grasa sino que también la piel en exceso, además de reforzar la musculatura.

Ninguno, ya que es una operación que no afecta a los órganos reproductores y el embarazo se puede llevar a cabo de forma completamente normal.

Lo más recomendable es esperar un año tras la operación. Esto, con el fin de permitir la recuperación completa de la paciente, incluyendo la cicatrización, el fortalecimiento de la musculatura abdominal y recuperar la elasticidad de la piel.