Protección solar en verano: Consejos

protección solar

Protección solar en verano: Consejos

La protección solar en verano es vital para cuidar nuestra salud ya que los rayos UV provenientes del sol, provocan mutaciones genéticas en las células epiteliales. Al producirse estas mutaciones se apresura el envejecimiento celular y se acentúan las posibilidades de padecer cáncer de piel.

Por estas razones, protegerse del sol en verano es tan necesario.

Diferentes consejos para lograr una correcta protección solar en verano:

En primer lugar, es recomendable evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, entre las 10 am y las 4 pm, ya que es cuando los rayos UV tienen mayor fuerza.

Saber la cantidad de radiación UV que hay en la zona donde nos encontramos es importante, ya que nos puede ayudar a planificar las actividades diarias. Cuando existe una radiación UV de 3 o superior, es necesario el uso de protección solar.

Para la protección del sol en verano es básico el uso de cremas con filtro solar de amplio espectro, es decir, que protegen tanto de los rayos UVA (envejecen la piel) como de los UVB (queman la piel). Hay que extenderse estas cremas por todo el cuerpo y repetir la aplicación cada 2 horas o cada vez que se acabe una actividad en la que se moje el cuerpo o se sude, y el factor de protección solar debe ser de 30 o superior.

rayos UVA-UVB

Otro consejo a seguir es el de resguardarse bajo sombra, aunque esto no garantiza una protección solar total. Hay que tener en cuenta que las nubes dejan pasar aproximadamente el 85 % de la radiación UV, y por eso en los días nublados también hay que protegerse del sol.

Con los niños hay que tener especial cuidado ya que son más vulnerables porque no tienen el sistema térmico y la sudoración bien regulados. Por eso, a los niños menores de un año no se les debe exponer al sol, y los que tienen más edad tienen que utilizar gorros y sombreros además de prendas de vestir holgadas y cremas para protegerse del sol.

En el caso de las embarazadas tienen que tener una protección solar en verano más fuerte. Es más que aconsejable el uso de una crema con factor de protección solar de 50 o mayor, evitando así la aparición de manchas en la piel.

Es necesaria una correcta protección solar en verano también de los ojos:

Es recomendable usar gafas de sol, también en los niños, y que éstas tengan un índice para protegerse del sol contra los rayos UVA y UVB del 99 % al 100 %. De esta manera, se consigue prevenir considerablemente daños oculares.

La protección solar en verano para los ojos se puede acentuar si además de las gafas de sol, utilizamos sombrillas y sombreros y no miramos directamente al sol.

Para los usuarios de lentes de contacto también es necesario protegerse del sol y se recomienda llevar lentillas con filtros para los rayos UV.

Si sigues todos estos consejos, conseguirás una correcta protección solar en verano.