La importancia de la actitud frente al cáncer

actitud frente al cáncer

La importancia de la actitud frente al cáncer

La actitud frente al cáncer

La actitud frente al cáncer es muy difícil de afrontar, tanto para los pacientes como para sus familiares. La primera reacción es negativa, pero cuando la información es más clara, el paciente tiene que empezar a centrarse en cómo enfocar esta nueva situación

Al principio, surgen los miedos y las dudas sobre el proceso de curación. La explicación del equipo médico es fundamental para divisar el final del túnel y todos los pasos que va a tener seguir para conseguir el objetivo, la curación. Es muy importante por dos motivos, para que el paciente confíe plenamente en las personas que lo van a tratar y sobre todo para que tenga toda la información de lo que le pasa, solo así puede entenderlo.

Comenzar un tratamiento de quimioterapia, con actitud positiva, es muy importante a la hora de enfrentarse a este proceso. Se ha demostrado científicamente que la actitud incide en el aumento o disminución de las defensas.

¿Por qué la actitud tiene tanta importancia?

El sistema nervioso central juega un importante papel sobre el sistema inmune, de ahí la importancia de la actitud frente al cáncer, una actitud positiva tendrá un mayor ratio de recuperación.

Es importante que el entorno del paciente lo apoye durante todo el camino y esté pendiente de sus necesidades, miedos y preocupaciones. En muchas ocasiones tendrá que proporcionarle la fuerza que le falta y no todos los días serán buenos, pero todos necesitamos a alguien que nos sostenga y nos ayude a sobrellevar los momentos malos, sobre todo en estas circunstancias.

Cuando el paciente se encuentra en momentos bajos, en los que su actitud es más negativa, sus niveles de estrés aumentan ralentizando su recuperación. Por eso es tan necesario que se sientan apoyados y comprendidos. La AECC, ha puesto en marcha una iniciativa de voluntariado, para hacer que la sociedad se involucre en el apoyo a los pacientes de cáncer y comprenda el proceso. Es una buena acción para concienciar a toda la sociedad sobre esta enfermedad y dar apoyo a las campañas de prevención.

En muchas ocasiones, también es aconsejable que el paciente acuda a psicólogos para que le ayude a convivir con todos los sentimientos que surgen en su interior, y darle las herramientas para mantenerse firme. Otra de las terapias recomendables es el contacto con asociaciones, en donde personas que han superado la enfermedad comparten su experiencia con el resto. Empatizar con otras personas que han superado la enfermedad y conocer su historia es muy importante para tener un espejo donde poder mirarse y comprender que nunca tiene que abandonar la lucha por muy difícil que sea.

Todos sabemos que no es fácil combatir esta enfermedad, pero siempre será mejor hacerlo con actitud positiva. Hazte voluntario y colabora.